Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

   InicioArtículos > Disciplinas > 4156
 

 

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 

 Site Map 

 Contacto

El equipo de intervención en crisis con toma de rehenes

Cómo se integra el equipo de intervención en crisis con toma de rehenes

Por la lic. María de Luján Echavaría

 

 

 

Las situaciones de crisis con toma de rehenes, plantean una modalidad de delito de alta complejidad. La resolución exitosa de las mismas, exige de una estricta profesionalidad y coordinación por parte de los integrantes de los equipos de intervención.
La estandarización de los procedimientos representa un esquema organizativo que permite dar respuesta a estas crisis.

El equipo de intervención se integra de la siguiente forma:
a) El comité de crisis (CC)
b) El equipo de negociación
c) El grupo táctico

Funciones de cada integrante del equipo de intervención

 

a) El Comité de Crisis organiza toda la operatoria y coordinación a aplicar en la zona de crisis, con el resto de las divisiones especificas. El jefe del comité será desempeñado por el jefe de la circunscripción de la zona en la cual se desarrolla la crisis y estará integrado además por los directivos y jefes que lideren los grupos de intervención. Pasan por ésta comité, las toma las decisiones. Entre éstas se encuentra la de decidir si declina la negociación para dar lugar a la irrupción táctica o no.

b) El Equipo de Negociación se conforma por un jefe de equipo, un negociador principal, responsable de establecer contacto con el o los captores y dialogar con ellos a fin de conocer sus demandas, de un negociador secundario que asiste y apoya al anterior, un técnico en comunicaciones, un enlace de inteligencia y un asesor psicólogo que brindará orientación sobre el perfil conductual del captor y las estrategias de abordaje entre otras funciones.

c) El Grupo Táctico liderado por el Comandante de los grupos especiales quien, se encargará de la recuperación de los rehenes mediante un plan de respuesta planificado o deliberado ante la eventual posibilidad estar en riesgo la vida de los cautivos..

Limites y alcances de la negociación en una crisis con toma de rehenes

 

La resolución a estos graves incidentes, plantea desde un comienzo, la posibilidad de una salida negociada, como así también la posibilidad de dirimir el conflicto mediante el uso de las fuerzas tácticas.

Persiguiendo ambas, el primordial objetivo de salvar vidas humanas. Sin embargo, el suponer que la única alternativa posible de sacar vivo un rehén es a través de la negociación, es casi tan arriesgado como suponer que la irrupción táctica es su pasaporte a la muerte.

La valoración de los riesgos inherentes a la toma de una u otra decisión posiciona al equipo de negociación en un lugar de absoluta responsabilidad y exige de un cuidadoso análisis. El progreso o estancamiento de la negociación va a estar determinado por indicadores de violencia y peligrosidad determinados por la conducta del captor hacia los rehenes, el manejo de las demandas además de la respuesta emocional del captor a lo largo de la crisis.

Es de esperar que en una crisis de buen pronóstico, los indicadores de progreso se vean como luces verdes en un tablero, las cuales se van prendiendo en detrimento de las luces rojas, indicadoras de riesgo, que se van apagando.

El informe psicológico, como así también el informe que hace el negociador sobre el estado de la negociación, brindan una orientación al jefe del comité de crisis sobre las decisiones a tomar.

Por otra parte la relación entre el equipo de negociación y el comandante táctico es muy estrecha ya que se presentan situaciones donde se deben coordinar funciones. La entrega de alimentos, la rendición, o la ejecución de un plan deliberado de asalto. De esta forma vemos que la toma de decisiones en una situación de crisis con rehenes, resulta de la confluencia de diferentes niveles de análisis de esa realidad.

Tampoco se trata de extender vacuamente la negociacion en función de “comprar tiempo” apostando ingenuamente al desgaste emocional del captor . Concepto que suelen asociar quienes presionan sobre los gerenciadores de la crisis bajo la directiva de “seguir negociando”...

Finalmente cabe destacar que el profesionalismo de nuestras fuerzas especiales, nos permiten reunir los atributos necesarios para garantizar el mejor resultado. Como diría Martín Luther King:

”Debemos combinar la firmeza de la serpiente y la suavidad de la paloma”...
 

 

La autora de este trabajo es asesora psicológica del Grupo SWAT de una Policía Argentina.

 

 

 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/discipl/4156.htm

Incorpórese a este Foro profesional •  Capacítese en seguridad  •  Reciba gratis nuestro Boletín